Los 5 factores a evaluar al momento de cambiar su empresa de vigilancia y seguridad privada

Existen más de 800 empresas en Colombia autorizadas por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. ¿Cómo realizar una selección acertada al momento de cambiar mi empresa de vigilancia actual? .


Para los no conocedores del sector de la vigilancia y seguridad privada resulta una decisión muy compleja el cambiar de proveedor, máxime cuando se tiene en cuenta la cantidad empresas que operan en el mercado y la interminable legislación a la que están sometidas.

 

El Decreto Ley 356 de 1994 contiene el estatuto de la vigilancia y seguridad privada en Colombia; posteriormente hay infinidad de leyes, decretos, resoluciones, circulares y compilatorios normativos que regulan las modalidades en las que se prestará el servicio, los medios que se van a utilizar, los colores de los uniformes, las tarifas y valores agregados, los requisitos para el factor humano y otra cantidad de variables.

 

La escogencia de una empresa de vigilancia puede estar enmarcada por el posicionamiento de la marca, por la referenciación de colegas o mediante el análisis juicioso de ciertos aspectos legales, técnicos y financieros.

 

La experiencia y referenciación son importantes, sin duda, pero la elección acertada siempre depende de un análisis detallado de los siguientes factores:

 

  1. En materia financiera revise siempre que los indicadores de liquidez garanticen la cobertura de las obligaciones contractuales. Recuerde que para este tipo de empresas el 80% de su componente de gasto corresponde al pago de salarios y de seguridad social, lo cual no deja mucho exceso de efectivo en caja. Un índice de liquidez entre 2,0 y 3,0 representa una compañía con flujo de caja sano, capaz de responder por sus obligaciones. Índices de liquidez mayores son poco certeros en este tipo de negocio.
  2. En materia legal, revise siempre que la empresa cuente con licencia de funcionamiento vigente, expedida por la superintendencia de Vigilancia y seguridad Privada, que tenga cobertura para la totalidad de modalidades y medios que le están ofreciendo.
  3. En cuanto a seguros, recuerde que las empresas de vigilancia y seguridad privada no son aseguradoras, por tanto no pueden asegurar los bienes de propiedad de un tercero. La seguridad privada está definida en el Decreto 356 de 1994 como una actividad de medio y no de resultado, esto quiere decir que su función es preventiva, no reactiva. La póliza que debe acreditar su proveedor es de responsabilidad civil extracontractual que ampare el uso indebido de armas de fuego por un mínimo de 400 SMMLV.
  4. Nunca contrate con tarifas inferiores a las mínimas establecidas, es ilegal. La tarifa mínima garantiza que las obligaciones laborales para con el personal se cumplen conforme lo dicta la normatividad aboral colombiana. Cuando se bajan estas tarifas, tenga siempre presente que la empresa no pierde, y ese descuento que le están dando lo asume directamente el guarda en sus compensaciones.
  5. De igual forma, recuerde que está prohibido conceder valores agregados con precios artificialmente bajos, así que rechace aquellas ofertas llenas de tecnología gratis o a un pesito son igual de riesgosas como contratar con tarifas ilegales, y ya sabe quién termina pagando eso valores agregados.
  6. Hablando de los guardas, exija que le informen las condiciones laborales que se ofrecen para el personal que prestará el servicio, cuáles van a ser sus salarios, que todo sea prestacional, qué políticas de salud y seguridad en el trabajo van a implementar. Solicite los programas de bienestar y cronogramas de capacitación que darán al personal durante la ejecución del contrato. Y una vez contratada la empresa, verifique que cumplen lo prometido.
  7. Que la empresa cuente con certificaciones internacionales de calidad demuestra su interés hacia el mejoramiento continuo y su compromiso con la satisfacción del cliente. Exija como mínimo certificados de gestión bajo las normas ISO (Calidad), OHSAS (Salud y seguridad en el trabajo), BASC (gestión de riesgos) y 14.001 (Medio ambiente)
  8. La experiencia debe evaluarse más que por la cuantía en contratos certificados en la permanencia y continuidad con los clientes. No se deje asombrar por millonarios contratos de un año de duración, busque clientes que lleven más de cinco años trabajando con la misma empresa, esto hablará muy bien del prospecto. De igual forma no exija experiencia específica en determinados sectores, recuerde que es el guarda quien presta el servicio y es él quien debe poseer la experiencia; para la empresa no hay mucha variación en sus procedimientos internos si se ejecutan en una universidad, una clínica o una fábrica.
  9. Busque una empresa que le otorgue una herramienta de gestión gerencial que administre su dispositivo, preferiblemente en gestión de riesgos, pues como dicen zapatero a tus zapatos. La seguridad privada es una actividad de análisis, inteligencia, metodologías y adaptabilidad, la empresa que está contratando debe tener la capacidad de anticipar y prevenir los riesgos.
  10. Verifique las tecnologías que le ofrecen en comunicaciones y en seguridad. Deben generar valor a sus estrategias y dispositivos de seguridad, y no colocarlas por colocarlas. Recuerde que en ciertos casos, especialmente en materia de seguridad, el ojo y la malicia humana no puede ser sustituido por ninguna tecnología, por avanzada que sea.