Incremento alarmante en estadísticas de inseguridad en Bogotá. ¿Qué medidas debo adoptar para evitar ser víctima de la delincuencia?

A pesar de que se presentó una disminución significativa en la tasa de homicidios, preocupan a las autoridades y la ciudadanía en general un incremento del 23% en hurtos y atracos callejeros en Bogotá.


En efecto, más de 64.000 casos reportados en el 2017 de hurtos y atracos callejeros generan incertidumbre y una percepción en ascenso de vulnerabilidad en las calles capitalinas.

 

Medidas como la prohibición al porte de armas de fuego claramente no fueron efectivas, pues un altísimo porcentaje de los hurtos reportados se cometieron con arma blanca.

 

Si bien es cierto la Policía Nacional ha anunciado un incremento en su pie de fuerza y medias tomadas recientemente por la Administración Distrital como la restricción del parrillero hombre para motocicletas en ciertas zonas de la ciudad generan expectativa, lo cierto es que vivimos en una ciudad cada vez más insegura y debemos tomar medidas de precaución para nuestro bienestar en la calle:

 

Como siempre, la primera recomendación es regla de oro y consiste en permanecer siempre alerta, o como coloquialmente podríamos decir “no dar papaya”. La tecnología actual proporciona una variedad de distracciones en la calle y los ladrones lo saben,  chatear, escuchar música, redes sociales, mapas satelitales e incluso hablar por teléfono distraen hasta en un 80% nuestra atención, sea como peatones o conduciendo un vehículo.

 

La mayoría de los códigos de tránsito en el mundo han incluido multas para conductores que usan sus teléfonos celulares, pero el fenómeno se ha dimensionado tanto que incluso en algunos lugares del mundo, como Hawái, ha establecido una multa de 99 dólares para aquellos peatones que usen de cualquier modo su teléfono celular en la calle al caminar.

 

La primera precaución para transitar por las calles de nuestra ciudad es no distraerse con el uso de dispositivos móviles y estar atento al tráfico de vehículos, a las personas que nos rodean, a las rutas por las que caminamos y en general, todo lo que sucede a nuestro alrededor.

 

Recuerde que los ladrones ya no lucen andrajosos; por el contrario, su aspecto corresponde al de personas jóvenes, con ropas limpias, incluso de marca; lo cual hace más difícil su identificación, pero si está atento, usted podrá advertir su comportamiento.

 

Por lo general el ladrón ataca a su víctima cuando está desprevenida y cuando ya conoce su objetivo, es decir, por qué va. Personas que sacan su celular en la calle, que lucen abiertamente joyas y relojes, con billeteras abultadas, maletas para computadores portátiles y bolsos de mujer muy grandes y llamativos son las victimas favoritas.

 

El comportamiento criminal analiza a su víctima antes de actuar. La observación, seguir su recorrido, detenerse cuando usted se detiene, cambiar de calle, hacer señas con personas que vienen en dirección contraria, o al lado suyo; esas señales inequívocas pueden ayudarle a advertir un posible ataque y le permitirán anticipar alguna medida de resguardo.

 

Recomendaciones útiles para minimizar los riesgos de hurto o robo en las calles:

 

  1. Evite siempre las vías poco transitadas y/o con iluminación deficiente, no importa cuán largo sea el camino alterno, evítelas.
  2. Jamás exhiba joyas, relojes, computadores, teléfonos celulares o cualquier tipo de dispositivo portátil en la calle.
  3. Si acostumbra usar relojes de alta gama o joyas muy valiosas, guárdelas en su casa con las debidas medidas de seguridad. Si bien es cierto que la inseguridad es permanente, existen picos de frecuencia como el que estamos viviendo en la actualidad.
  4. Utilice únicamente cajeros electrónicos que se encuentren al interior de las entidades financieras, o en centros comerciales y almacenes de cadena. No use los cajeros de la calle.
  5. Evite el manejo de grandes sumas de dinero en efectivo, use siempre dinero electrónico o cheque. Si es absolutamente necesario hacerlo, exija el acompañamiento de la Policía Nacional.
  6. La percepción de seguridad que usted siente cuando ingresa a un centro comercial, almacén de cadena, bares y restaurantes es falsa. Estos locales no tienen restricción de ingreso y cualquiera puede entrar a delinquir. Este atento en su interior.
  7. No reciba volantes, promociones, muestras gratis o cualquier tipo de producto en la calle, estos podrían contener alcaloides que reduzcan su conciencia y lo sometan a la voluntad de los malhechores.
  8. En el transporte público, los hombres deben usar los bolsillos internos de la chaqueta para guardas sus pertenencias de valor; y las mujeres deben llevar bolso de correa corta siempre sujeto al cuerpo hacia adelante del brazo.
  9. Si utiliza taxis, pídalos siempre a través de las plataformas tecnológicas dispuestas por las empresas restadoras del servicio, no pare vehículos en la calle.
  10. Finalmente, si es víctima de robo, recuerde que lo más valioso es su vida, no ponga resistencia alguna y siga las instrucciones de los malhechores, evite movimientos bruscos o gritar.